52 Retos·Marina·Relatos

#4 ¿Dónde está la primavera?

Escribe un relato que tenga lugar durante tu estación favorita del año y que esta tenga importancia en el desarrollo de la trama.

Llega alegre y enamorada. Caprichosa, rebelde, alada. Primavera se posa en las flores nacientes y sonríe tierna a la brisa caliente. Saluda a las rayadas abejas, que se creen temibles ladronas del polen, armadas con su aguijón, que si bien es su defensa, también es su final. Las rosas se mecen en los jardines y saludan sutilmente a su reina, Primavera, orgullosas, presumidas y algo ilusas. Muestran sus espinas como garras y se creen más bellas y fuertes que el resto de las flores, que solo viven para el sol y por el agua, felices de ser y crecer, humildes margaritas.

Primavera sigue su camino y besa al Sol y este, sorprendido y halagado, se alza potente, radiante y optimista, desperezado después de la letárgica invernación.

Tenemos flores, polen, calor y sol. ¿Qué te falta, Primavera?

Sonríe maliciosa, pues aún no ha llevado a cabo su labor más hermosa. Se pasea entre flores y animales, acariciándolos, provocando una chispa intensa y ardiente y se convierte en el más poderoso de los afrodisíacos. La vida se reproduce a discreción y ni siquiera los humanos, amos y señores de sus instintos, esclavos de la razón, pueden resistirse a su poder de atracción.

Dulce Primavera, madre de la vida, ¿cuando llegarás?

Marina R. Parpal
Acciones

Tribu Pembaca

“Las bibliotecas están llenas de ideas, tal vez sea la más peligrosa y poderosa de las armas.”

Sarah J. Maas

El pasado viernes 22 (en la víspera de Sant Jordi) participé en un acto en la biblioteca Mercé Rodoreda de mi pueblo, Sant Joan Despí. Durante este curso los niños podían participar en un concurso de “Superlectures” en las dos bibliotecas, en el cual iban pasando diferentes pruebas a través de la lectura de varios libros.

Cada año hay un tema que les acompaña por su inmersión en la lectura, y este año tenían que descubrir el misterio de la Tribu Pembaca. Unos exploradores gemelos, Liter y Atura, habían dejado su diario a medio escribir, para que los niños se interesaran por el secreto de la tribu. Los hermanos habían descubierto un pergamino misterioso que les hablaba de esa tribu indonesia perdida y habían ido hacia la isla donde habitaban. Pero allí acababa su diario, dejando a los niños con la intriga.

Yo hice de Liter, y tuvimos que grabar un vídeo en el que se descubría el misterio (podéis verlo en el facebook de la biblioteca), mostrando que los Pembaca (que es lector/a en indonesio) eran un poblado al que le encantaba leer. Ellos leían y copiaban libros a su ritmo, pasando por diferentes niveles: observación, reflexión, aprendizaje, memoria, imaginación y creación. Un día habían decidido salir de su poblado y se habían encontrado con el mundo exterior, que leía libros sin comprenderlos. Por eso habían decidido crear bibliotecas, librerías y demás para poder enseñar a todo el mundo la importancia de la lectura.

La historia me encantó, y más aún poder participar en algo tan importante como esto, el poder enseñar a los niños el valor de los libros. Creo que es muy importante educar sobre esto, para que puedan descubrir esta gran pasión que es la literatura (como ya decían los hermanos mediante sus nombres).

En el acto tuvimos que subir al escenario para poder premiar a todos los niños que habían participado, incluso a aquellos que no habían superado todos los niveles. Porque lo importante no es que tengan un diploma o no, sino que lean algo que les apasione.
Más tarde nos hicimos algunos fotos con los niños, que estaban muy ilusionados.
En definitiva, fue una gran experiencia, me ha gustado mucho participar en un acto como este. Creo que la lectura tendría promoverse en todos los niveles, siendo los blogs solo una parte. Solo espero que la mayoría de ellos hayan comprendido la importancia de la lectura, y que la lleven con ellos toda la vida. ¿Y quién sabe si entre ellos se encuentra un futuro blogger/a?
“Sin bibliotecas, ¿que nos quedaría? No tendríamos pasado ni futuro.” 
Ray Bradbury
Guillermo Domínguez
Premios

Premio Best Blog

A principios de mes Lobo Lector nos nominó a este premio, y estamos muy emocionados, porque es el primero que hacemos. Hemos tardado un poco en completar la nominación, pero ¡aquí la tenéis!

Las normas del premio son estas:

-Contar 11 cosas sobre ti
-Responder las preguntas que te preparó la persona que te nominó
-Hacer 11 nuevas preguntas para que respondan las personas a quien nomines
-Nominar a 11 blogs con menos de 200 seguidores y notificárselo a través de un comentario en sus blogs.

11 cosas sobre nosotros

Sobre el Blog:
  • Creamos este blog para promover la lectura. Y no nos referimos al hecho de pasar los ojos por las páginas, sino de conocer nuevos mundos, aprender y enriquecerse con los libros, por lo que nuestra intención es centrarnos en lecturas que creemos que provocan todo eso. Esperamos estar cumpliendo nuestro cometido.

Sobre Marina:

  • Estoy escribiendo una novela, pero no soy capaz de acabarla porque cuando llego al final siempre la reescribo (voy por la quinta versión).
  • Me encanta el teatro. Verlo y practicarlo. Lo segundo no es mi fuerte pero sí mi pasión.
  • Quiero ser periodista cultural y que me paguen por reseñar libros, ir a presentaciones, conocer a autores… (mientras intento eso me gustaría ser corresponsal de guerra).
  • Tengo una tortuga de tierra que se llama Pandora y soy una pesada hablando de ella. ¿Lo mejor? Que no hace nada. Pero es monísima, cuando le hablo me mira y ¿os he dicho ya que…?
  • Mi sueño literario es escribir poesía pero no consigo hacer rimas que no acaben en -aba.
Sobre Guille:
  • La verdad es que tengo pocos libros en casa, porque siempre he ido a la biblioteca y cuando era pequeño me compré un eBook y desde entonces casi siempre leo de allí. Así que tengo pocos libros y la mayoría son los que leía de pequeño.
  • Soy estudiante de primero de Medicina, y me gustaría mucho poder irme con Médicos sin Fronteras o alguna ONG del mismo estilo cuando acabe la carrera.
  • Mis películas favoritas son Donnie Darko y Memento. Me encantan las películas que te destrozan la mente. Si queréis, podemos hacer un día una entrada hablando de esto, aunque se aleje un poco de la temática del blog.
  • Yo también adoro el teatro, por eso Marina y yo estamos en la misma compañía: Hocus Pocus Teatre.
  • Todos (o casi todos) mis relatos están relacionados y siguen un orden concreto, así que si no os habéis dado cuenta, os invito a que descubráis esas conexiones ;).

Preguntas de Lobo Lector


1- Si pudieras shippear (juntar) a dos personajes de libros distintos ¿cuáles serían y por qué?
G: Pues yo creo que a Percy Jackson con Valquíria Caín, de la saga de Skulduggery Pleasant. Ambos son muy divertidos, están siempre de broma pero consiguen salvar al mundo en el último momento, así que creo que harían una buena pareja (aunque Annabeth me cae muy bien).
M: Nunca lo había pensado pero creo que a Anaïd de El clan de la loba con Jack de Memorias de Idhún, los dos conocen la magia y son valientes pero tiernos y creo que ambos se merecen.

2- ¿Qué libro es el que te ha tomado menos tiempo leer? ¿Qué libro y en cuánto tiempo?
G: Ufff esta es difícil, porque a mí me gustan mucho los relatos y las obras de teatro, que se leen en un día prácticamente. Aunque comparando tamaño/tiempo yo diría que El Temor de un Hombre Sabio, de Patrick Rothfuss. Tiene unas 1200 páginas en una semana ya me lo había acabado. (También Harry Potter, que en un día me los acababa, pero como sale en otra pregunta, he decidido poner otro)
M: Aunque hay libros cortos que me he leído en menos tiempo, voy a decir La emperatriz de los etéreos de Laura Gallego, pues recuerdo que tenía unos 11 años y empecé a leerlo y no paré hasta que lo terminé y ya pude irme a dormir. Así que tardé todo un día pero fue el libro que con más ansia devoré.

3- ¿Lees más de día o de noche?
G: Eso es depende del día: entre semana de noche, porque tengo clases y solo leo un poco en el tren (si Marina no está por ahí molestando :P), y los fines de semana de día.
M: Soy de leer de noche, pero como no tengo tiempo (y me engancho a demasiadas series) pues me toca leer en el tren (si Guille no interrumpe charlando sin parar ;).

4-¿Crees que las distopías han comenzado a caer en lo repetitivo?
G: Hace tiempo que no leo distopías actuales, pero creo que sí. De juveniles solo he leído la saga de Los Juegos del Hambre (que me encantó) y el primero de Divergente (que odié), así que creo que el nivel está bajando bastante. También hay que decir que las actuales se han distanciado mucho de las clásicas, como 1984 o Fahrenheit 451, donde lo importante era más la crítica a la sociedad del momento que la historia. Las más modernas hacen lo contrario, y yo creo que es un error: no digo que la historia tenga que dejarse de lado, pero surgieron como crítica y este es el tipo que a mí me gusta.
M: Estoy totalmente de acuerdo con Guille. Es cierto que de las más nuevas solo he leído Los juegos del hambre (cometo pecado mortal al decir que he visto las películas de Divergente y El corredor del laberinto y creo que no merece la pena leer el libro), pero viendo las sinopsis y las reseñas todas siguen el mismo esquema. En un momento social de crisis económica, de amenazas terroristas, de corrupción en cada rincón… que menos que usar las distopías para criticar, concienciar, abrir los ojos, como ya hicieron 1984 y Fahrenheit 451, como bien decía Guille. Tenemos un problema con el dinero: importa más que el mensaje.

5- Frase favorita del último libro que leíste:

“Creo que nos quedamos ciegos, creo que estamos ciegos, ciegos que ven, ciegos que, viendo, no ven.”

Ensayo sobre la ceguera, de José Saramago.

“El tercer día, Auri lloró.”

La música del silencio, de Patrick Rothfuss.
6- ¿Que personaje literario sacarías de su libro?
G: Yo creo que sacaría a Roland, de La Torre Oscura, porque creo que sería un guardaespaldas magnífico.
M: Sacaría a Jack, de Memorias de Idhun y lo amaría el doble que Victoria (fangirl mode on).

7- Personaje literario con el que te identificas y por qué:
G: Felurian. No es necesario un por qué.
M: Ron Weasley. ¿Sabéis cuando se le rompe la varita y todo le sale mal? Pues eso.

8- Libro que te inició en la lectura:
G: Lo siento por ser tan cliché pero es la verdad: Harry Potter. Igual no fueron los primeros que leí pero sí los que hicieron que me apasionara por la lectura.
M: Como Carlos Ruiz Zafón dice en La sombra del viento: “pocas cosas marcan tanto a un lector como el primer libro que realmente se abre camino hacia su corazón. […] Para mí, esas páginas embrujadas siempre serán las que encontré” en Marina, del mismo autor.

9- ¿Cuál es tu libro favorito de todos los tiempos?
G: ¡Esta sí que es difícil! Si es de todos los tiempos supongo que Harry Potter, pero como sale en la pregunta anterior diré Skulduggery Pleasant, de Derek Landy, aunque también lo he mencionado ya. Lo empecé hará 10/11 años, y me ha acompañado desde entonces.
M: ¡Odio estas preguntas! Porque siempre pienso en Marina, La emperatriz de los etéreos, Memorias de Idhún, Harry Potter… y creo que los adoro más por lo que han significado para mí en el momento de leerlos que por su calidad literaria (que también, aunque amo más Marina que La sombra del viento y el segundo es indudablemente mejor). Así que me quedo con Harry Potter porque debo haber releído los 7 tomos unas diez veces.

10- ¿Qué es lo que disfrutas y qué es lo que no soportas en los libros?
G: Disfruto mucho como pueden hacerte pensar de mil maneras diferentes, como te ponen ante puntos de vista que no habías pensado y que te hacen crecer. Me encanta que me transporten a otras realidades y que pueda formar parte de ellas durante un tiempo, y volver siempre que quiera. Y lo que no soporto es que cuesten dinero xD.
M: (Mensaje para Guille: existen las bibliotecas) Lo que disfruto es todo poder conocer personajes, ponerme en su piel, sentir sus emociones y vivir mil aventuras sin levantarme del sofá. Me gusta derrotar el Capitolio, perseguir a Aer por medio mundo, acabar con Voldemort una y otra vez. También me gusta la manera que tienen los libros de hacerte aprender cosas que desconocías, de expandirte la mente… ¿Qué no soporto? Nada Que algunos pesen demasiado para leerlos en el tren o cuando tienes que apretar las páginas incesantemente para que no se cierre.

11- ¿Qué opinas del bloqueo lector? ¿te sucede seguido?
G: Yo creo que es algo muy común, sobre todo para le gente como nosotros, que estamos constantemente leyendo. La última vez me pasó en Navidad, porque tenía tantísimos exámenes que leí muy poco, y lo poco que leía no me enganchaba, pero hacía tiempo que no me pasaba. Empecé El señor de los moscas y aún no lo he acabado… igual tendría que volver a empezarlo.
M: Tendrías. Creo que lo mejor para solucionar el bloqueo del lector es leer algo que realmente te apetezca. Es decir, a lo mejor si estás de exámenes no es el mejor momento para leer un libro como El señor de las moscas y puedes probar con algo más ligerito como Las ovejas de Glennkill. Me suele pasar cuando me he acabado un libro que me ha maravillado, siento que ninguno está a la altura de lo que acabo de leer y a la vez no quiero embarcarme tan rápido en algo profundo (los libros que más me marcan y me provocan esto suelen ser del estilo 1984).

Nominamos a:

Lectura de buhardilla

Más que veneno

Perduts entre llibres

El Rincón de Mangieto

MnReading

Recuerdos de Tinta

La Mecánica de las Palabras

Entre Líneas

Viajero Literario

La Tauleta de Nit

Milibroteca

Nuestras preguntas


1. ¿Con cuántos años te apasionaste con la lectura?
2. Muerte literaria con la que más lloraste (para no hacer spoilers puedes nombrar solo el libro).
3. Libro del instituto que más te gustó.
4. Libro que siempre has querido leer.
5. Libro que más pesado se te haya hecho.
6. ¿Qué hábito peculiar tienes al leer?
7. Libro que recomendarías a alguien que dice haberlo leído todo.
8. Los tres libros no juveniles que más te han marcado.
9. Un personaje secundario que te haya gustado más que los protagonistas de un libro.
10. ¿Qué es lo que más te gusta de los blogs literarios? ¿Qué detestas?
11. ¿Por qué creaste tu blog?

52 Retos·Relatos

#15 Rutina

Describe un paisaje de tu ciudad que cruces a diario. Céntrate en los sonidos, olores y colores que ves.

Miro mi reloj: 7:42. Aún me queda tiempo. Salgo de mi portería y me dirijo hacia mi destino. Sigo el paseo durante unos metros y giro hacia la derecha. Allí subo la cuesta y me paro a contemplar las vistas, aunque sin mirar el parking de bicicletas abandonado (porque sino empiezo a despotricar contra el alcalde, que no para de crear parkings de esos aunque nadie los use…).
El sol asoma tímido tras la montaña, anunciando que es hora de seguir con la rutina, como lleva haciendo él tantísimos años. Un tren acaba de llegar, pero va en dirección contraria, así que no me preocupo. El parque que hay bajo la estación está vacío, aunque se pueden ver los restos de los adolescentes que fueron por la noche a “pasar un buen rato”. Apesta a “hierba” y alcohol, y la verdad es que no quiero saber que es esa mancha que hay un poco más lejos, así que me doy un poco de prisa y lo dejo atrás.

Sobre la pequeña cuesta descansa la estación, repleta a esta hora de estudiantes y trabajadores por igual. A la derecha está la magnífica Torre de la Cruz. Diseñada por un famoso arquitecto de una época pasada, es de los edificios más bellos de la ciudad. Sus estatuas ovales son las causantes de que sea más conocida como “la Torre de los Huevos”, pero no se lo digas a los turistas, que pierde el encanto. Aunque la verdad es que es bonita, y más desde hace un par de meses, que la pintaron. Parece nueva.
Subo las escaleras de dos en dos, y al llegar arriba veo un cartel enganchado en la fachada de la estación. En él se veía la imagen de un niño de 6 años, más o menos, y debajo “Nuestro hijo ha desaparecido…”. Pobrecillo, espero que lo encuentren pronto.
Entro en el edificio y pico mi billete. Esquivo las vallas que separan el suelo firme de la tierra y las piedras. Llevan meses haciendo obras en la estación, colocando un ascensor con el que poder acceder a la otra vía sin utilizar las escaleras. Lo peor es que trabajan sobre todo por la noche, impidiendo dormir a la mayoría de vecinos, entre los que me incluyo.
Cruzo la vía por el pasadizo subterráneo y espero el tren, que llega con retraso (qué raro…). Me siento en el tercer vagón como siempre, dejando la mochila entre mis piernas. Al menos hoy la he traído, no como el otro día que no la encontraba por casa…
Miro a mi alrededor y no veo a la chica pelirroja que se sienta cada día unos puestos delante de mí. Suele leer un libro durante todo el trayecto, y le da propina al guitarrista, pero hace una semana que no la veo. Espero que no le haya pasado nada malo.
Me coloco bien en mi asiento, admirando el paisaje. Estoy completamente absorto en mis pensamientos cuando el mundo entero gira y se vuelve negro, entre los gritos de los demás pasajeros.
Guillermo Domínguez
Divagaciones

Tiempo de escritura

“Quizás algún hombre necesitó toda una vida para reunir varios de sus pensamientos, mientras contemplaba el mundo y la existencia (…).” Fahrenehit 451, Ray Bradbury.
Hace poco releí esta frase y empecé a pensar en el tiempo que se tarda en escribir un libro. Dicen que una novela debe tener entre 60.000 y 200.000 palabras, pero lo que no suelen decirnos es cuánto puede durar el proceso de escritura de esta cantidad de palabras. Yo a veces con un relato de una página puedo tardar una semana, imagínate una buena novela. Así que empecé a buscar el tiempo que habían tardado en escribir diversos escritores famosos algunos de sus libros. Y aquí os traigo algunos ejemplos (y récords):
1. El caballero de la Casa Roja (1846), de Alejandro Dumas: este autor, conocido por Los tres mosqueteros y El conde de Montecristo, entre otros, escribió esta novela en solo 6 horas. Tiene unas 250 páginas aproximadamente, y es uno de los ejemplos más claros de que, si te lo propones, puedes acabar enseguida (y si las musas te acompañan, claro).
2. El niño del pijama de rayas (2006), de John Boyne: 2 días. Según cuenta él en alguna entrevista, un día le vino la imagen de dos niños hablando a través de una valla, y que al día siguiente empezó a escribir. Pues al cabo de dos días, y un té entre un capítulo y otro,  ya tenía su famosa novela escrita.
3. El fugitivo, Stephen King: 3 noches en las cuales su único combustible fue la cerveza. Pero claro, no todos podemos ser como King, que cada mes saca una nueva novela al mercado. Para él escribir sobre escritores de Maine ya es como respirar.
4. Cien años de soledad, Gabriel García Márquez: 18 meses. Podría parecer bastante, pero hay que pensar en la importancia de esta novela, que está entre los 100 mejores libros de absolutamente todo (y si no lo creéis, buscadlo, no os miento). Además, todos conocemos cómo empieza, y eso tiene mucho mérito.
5. Harry Potter y la Piedra Filosofal, J.K.Rowling: 6 años. Casi todo el mundo conoce la historia de esta escritora, como iba cada día a una cafetería a llenar páginas y páginas de su libreta cuyo contenido acabó siendo best-seller mundial y gran influencia para tantísimas personas (entre las que nos incluimos).
6. El Señor de los Anillos, J.R.R.Tolkien: 11 años. Tras escribir El Hobbit los editores le pidieron que escribiera una secuela, a pesar de que él no quería. Empezó en 1937, y después de dejar el proyecto varias veces y cambiar de tema constantemente, lo acabó en 1948, aunque se publicó en 1954. Y miradlo ahora, 
7. Las Puertas de Piedra, Patrick Rothfuss: . ¿Cuándo publicará este hombre su siguiente novela? Esa es la pregunta que nos llevamos haciendo miles de personas durante 5 años. ¿Conseguirá su propio récord por haber sido de los escritores más lentos aun teniendo el manuscrito desde hace años? 
Pero algo de lo que tampoco se habla demasiado es el proceso de revisión. Boyne pasó ocho meses revisando su novela antes de publicarla, por lo que una escritura muy rápida no siempre implica publicar antes. “Creo más en las tijeras que en el lápiz.” decía Truman Capote.
Lo que se suele recomendar respecto a la revisión es hacerla toda al final, cuando tengas la novela escrita en su totalidad. John Steinbeck dijo una vez: “Las correcciones hechas durante el proceso de creación son, por lo general, excusas para no seguir adelante.” Y yo estoy totalmente de acuerdo, muchas de mis ideas se han quedado en el tintero por intentar perfeccionarlas cuando aún no sabía ni cómo se llamaba el protagonista (ante la duda, llamarlo Manolo*).
Lo que queda claro es que cada persona es un mundo, como dicen, los ritmos de escritura no son los mismos. No todo el mundo tiene el mismo tiempo para escribir ni la idea perfecta desde el primer momento. Así que no os preocupéis si creéis que estáis tardando demasiado en acabar la novela que empezasteis hace tiemp… ¿Qué hacéis leyendo esto? ¡A escribir, hombre ya!

(Los datos del tiempo que tardaron todos esos escritores los he obtenido de aquí.)


*Pues al final he agotado ese recurso en este relato… Manolo siempre en nuestros corazones.

52 Retos·Relatos

#9 Locus amoenus

Describe tu hogar de ensueño como si estuvieras viviendo en él ahora (en presente).
Siempre he creído que hogar es aquel sitio (ya sea una casa, una ciudad, un país o la gente a la que amas) en donde puedes ser tal y como eres. 
Mi hogar se podría resumir en una palabra: literatura. 
Rodeado de letras que forman palabras que forman ideas en mi mente. A través de sus páginas puedes sumergirte en otros mundos, otros puntos de vista alejados del tuyo propio, aventuras que exceden tu imaginación. Ese es mi hogar. 
Mi hogar es Hogwarts, con sus altas torres, sus escaleras voladoras y sus cuadros parlantes. Pero también lo es Derry, con sus monstruos salidos de las peores pesadillas de cualquier niño. El Campamento Mestizo, Narnia, Oceanía (la de Gran Hermano me refiero, aunque ahí no me gustaría vivir, la verdad), la Universidad de Kvothe…
Yo puedo estar en mi hogar allá donde vaya: ya sea en mi cama antes de dormir, en el tren de camino a la universidad (cuando tendría que estar estudiando), en cualquier sala de espera… 
Puedo decir que soy afortunado por esto mismo. Porque cuando levanto la vista de las páginas y veo el mundo exterior, me doy cuenta de toda la gente sin hogar que existe, y se me hace un nudo en el estómago. Veo la injusticia que hay en el mundo, la corrupción, la falta de pensamiento crítico, la manipulación de la sociedad… Por eso mismo decido utilizar mi hogar como arma, usar los libros como herramienta de conocimiento, de valores y de ideas. Sé que no puedo cambiar toda una sociedad mediante esto, pero al menos podré difundir (de una manera u otra) estos pensamientos, despertando inquietudes allá donde lleguen. 
“Un libro es un arma cargada.” Ray Bradbury

Guillermo Domínguez
Reseñas

Ensayo sobre la ceguera #José Saramago

FICHA TÉCNICA

Título original: Ensaio sobre a Cegueira

Autor: José Saramago
Año de publicación: 1995
Páginas: 319
ISBN: 9788429762136
Saga: Sí, continua con Ensayo sobre la lucidez



SINOPSIS


Una ceguera blanca se expande de manera fulminante. Internados, en cuarentena o perdidos por la ciudad los ciegos deben enfrentarse a lo más primitivo de la especie humana: la voluntad de sobrevivir a cualquier precio. José Saramago, Premio Nobel de Literatura 1998, teje una aterradora parábola acerca del ser humano, que encierra lo más sublime y miserable de nosotros mismos.


OPINIÓN PERSONAL


Partí de haber leído Las intermitencias de la muerte, en el que descubrí el estilo de Saramago, el cual me impresionó bastante, pues no me lo esperaba. Para los que no hayáis leído nada suyo, todos los diálogos están escritos seguidos, separados únicamente por una coma y mayúscula. Así que en parte perdió el elemento sorpresa, y eso es algo que he echado en falta.

Algo que tengo que reconocer que no me esperaba es la acción: en su otro libro no había nada, tan solo se describía el país y las consecuencias que había tenido sobre este la “falta de muerte”. En cambio en éste sí que hay, aunque tampoco en exceso. Hay violencia, sexo, asesinatos… Pero también hay bastante reflexión. La ceguera no es más que un símbolo hacia la propia ceguera del ser humano, como damos cosas por supuesto, ignoramos muchos hechos que ocurren a nuestro alrededor…

Es muy interesante como relacionan los personajes entre ellos, mostrando la naturaleza humana en momentos de crisis. La ambición, el amor, la lujuria, la envidia, la amistad… Son personajes muy humanos, cada uno sobrevive a su manera, intentando salvar a sus seres queridos. 


Un personaje a destacar es la mujer del médico, la única persona vidente de entre todos los ciegos. Por no separarse de su marido finge que también se ha contagiado, y viaja con él hasta la cuarentena. Es muy compleja, cómo intenta usar éste hecho a su favor, pero sin que la descubran, por temor de que se aprovechen de ella. Me ha gustado mucho su evolución.


Un hecho curioso es que no se dicen en ningún momento los nombres de los personajes, sino que se les conoce por algo característico: el médico, la chica de las gafas oscuras, el primer ciego… Y otro hecho a destacar, aunque parezca escatológico, es que los personajes hacen sus necesidades. En la ficción esta parte de la fisiología humana suele ser nula, pero en cambio en este libro se habla bastante de esto, porque en un país donde todo están ciegos, es difícil ir al baño, y más arreglarlo en caso de avería. Aunque es cierto que hay momentos bastante asqueroso respecto a esto…


También hay que comentar que no se resuelve el motivo de esta enfermedad, porque no es lo importante de la novela. Si esperabais que la trama girara en este sentido, lo siento. No sé si en el siguiente libro se descubre algo (aunque lo dudo).


“Creo que nos quedamos ciegos, creo que estamos ciegos, ciegos que ven, ciegos que, viendo, no ven.”


“En verdad aún está por nacer el primer humano desprovisto de esa segunda piel que llamamos egoísmo.”



En definitiva, un libro para reflexionar sobre la naturaleza del ser humano pero que también cuenta con algún momento de acción y un estilo bastante particular.


VALORACIÓN



¿Lo habéis leído o queréis hacerlo? ¿Qué opináis?