52 Retos·Relatos

#6 Auriga

Escribe un relato en el cual el personaje principal sea alguien que conozcas hoy.


Mientras arranco el autobús veo a través del retrovisor una melena roja corriendo hacia mí. Vuelvo a parar y abro la puerta de atrás, pero la chica se acerca a mi asiento.

-Enhorabuena -dice, intentando recuperar el aliento-.

-De… ¿nada?

La chica ya se ha sentado al fondo, no me ha dado tiempo a pedirle explicaciones, pero supongo que habrá sido algún tipo de lapsus. 

Vuelvo a arrancar en dirección a la estación, pero sigo dándole vueltas al asunto. Casi cada tarde a esta hora recojo a la chica, debe de hacer literatura o algo por el estilo, porque siempre sube en la parada de esa facultad. Me suena mucho su nombre, estoy seguro de que alguna vez cuando sube con sus amigas lo ha dicho. ¿Antígona? ¿Pandora? No estoy seguro.

Llego a la estación y los alumnos y algún profesor salen en manada, temiendo perder el tren, ese que pasa una vez cada hora, y con suerte.

Mi móvil empieza a sonar y por poco se me cae de la emoción. Llevo toda la mañana esperando esta llamada. 

– ¿Cómo ha ido al final, cariño?

– ¡Nos han aceptado! -por el tono de voz parece que está saltando de alegría al otro lado del teléfono-. Me acaban de confirmar que seremos padres. ¡Lo hemos conseguido, Manolo!

Si no estuviera en el asiento yo también estaría saltando de alegría. Por fin nos han aceptado para poder adoptar un niño. Mi marido y yo llevábamos años esperando esta noticia, y por fin se ha hecho realidad nuestro sueño. 

A través del retrovisor veo a Elektra sonriéndome, de alguna manera sabía que me iban a llamar. O puede que solo se esté riendo de mí, viendo como lloro ante el volante.

Otros estudiantes empiezan a salir de la estación y Calíope se pierde entre la gente. Me limpio las lágrimas, que no me dejarían ver la carretera, y cierro las puertas cuando la última persona ha subido al autobús. 

Si al final adoptamos una niña la llamaré como ella.
Guillermo Domínguez
Licencia Creative Commons
52 Retos·Relatos

#12 Litha

Escribe una historia sobre un personaje que está viviendo tu festividad favorita (Navidades, Halloween, San Juan…).
“El olor a algodón de azúcar le llena todos los sentidos y se le queda pegado en la ropa. Mira con ojos tiernos a sus padres, y estos se lo acaban comprando. Va paseando con ellos, admirando las atracciones y queriendo montar en todas ellas, aunque sabe que sus padres no le dejarán. Argumentarán que es por su edad, por lo peligroso que es (y es cierto que las estructuras que aguantan las atracciones no parecen muy seguras), pero sabe lo sobreprotectores que son.
Se montan juntos en la noria y disparan agua al payaso con cara de asesino en la boca. Entonces el chico ve la montaña rusa a lo lejos. Siempre ha querido montar, está harto de ver a todos los demás niños subirse y gritar, liberando adrenalina, mientras él está abajo comiendo algodón de azúcar. Así que habla con sus padres un buen rato, hasta que consigue convencerles, pero con la condición de que se dé prisa.
-Los fuegos artificiales están a punto de empezar, y no te los quieres perder –le advierte su madre-.
El niño se marcha contento y con una pesada moneda en las manos, sin saber que esa será la última vez que vea a sus padres.
Mientras está en la cola siente la necesidad de ir al baño, a pesar de perder su privilegiado sitio. Se guarda la moneda en el bolsillo y se separa de la multitud en dirección al parque que hay al lado de la feria, cuando alguien le coge por la espalda. Grita a pleno pulmón, esperando que alguien venga en su ayuda. Pero en lo alto del cielo estallan los fuegos artificiales. Entre las explosiones y la belleza de los colores serpenteantes, nadie le escucha.
Los dos hombres lo llevan hasta una furgoneta, donde le tapan la boca con cinta aislante y le atan de pies y manos. Nadie volvió a saber de él.”

Los recortes de periódico se amontonan sobre la mesa, todos de las mismas fechas y explicando la misma noticia. A los lados hay fotografías, la mayoría son pistas que ha ido acumulando a lo largo de los años.
Cada noche contempla aquel mar de palabras en busca de algún cabo suelto del que tirar, sin éxito. Fue su primer caso, y su primer fracaso. Había habido más casos, la mayoría con mejores resultados, pero esa espina seguía clavada en su pata, y seguiría allí mucho tiempo.
Guillermo Domínguez
Licencia Creative Commons
Reseñas

Persépolis #Marjane Satrapi

FICHA TÉCNICA

Título original: Persepolis

Autor: Marjane Satrapi
Año de publicación: 2000-2003
Páginas: 360
ISBN: 9788498470666
Saga: No





SINOPSIS


Persépolis es la historia autobiográfica de la iraní Marjane Satrapi, la historia de cómo creció en un régimen fundamentalista islámico que la acabaría llevando a abandonar su país. El cómic empieza a partir del año 1979, cuando Marjane tiene diez años y desde su perspectiva infantil es testigo de un cambio social y político que pone fin a más de cincuenta años de reinado del sha de Persia en Irán y da paso a una república islámica.


OPINIÓN PERSONAL


Hace años me pusieron la película en el instituto (Historia de las religiones, supongo), y me gustó bastante, así que decidí leer el original, a ver si era tan bueno como lo recordaba.

Este libro (dividido en cuatro tomos) te muestra una perspectiva única tanto del mundo oriental como de la guerra, las religiones y el paso de la infancia hasta la adultez. La protagonista/autora empieza siendo una niña rebelde que habla con Dios por las noches para acabar siendo una mujer rebelde pero con una visión del mundo diferente, después de todo lo que vivió a lo largo de los años. Me ha sorprendido mucho algunas de las cosas de las que trata, por lo difícil que tuvo que ser hablar de esas cosas a la autora, y plasmarlo en el papel de esa manera. La autora tiene un par de ovarios y ningún pelo en la lengua.

El dibujo en blanco y negro es bastante simple, lo que a veces aumenta la sensación de estar viendo el mundo a través de los ojos de un niño.


Me ha gustado mucho más la infancia, porque me interesaba más descubrir cosas sobre la guerra y la situación de aquellos que sobrevivían en medio. Después, al mudarse a Europa para huir de la guerra, se centra más en lo que siente al ser una extranjera, en el choque de culturas occidental y oriental.

Marji (como le gusta que le llamen) es una niña que crece en un ambiente más progresista que su entorno, con unos padres que participan en todas las manifestaciones que pueden, y esto marca profundamente su personalidad. Ella quiere ser la siguiente profeta (aunque se rían de ella sus compañeros y profesores), y habla cada noche con Dios, al que encuentra un parecido con Marx. La filosofía también está muy presente, a través de los libros que lee (que no son pocos) o la gente que va conociendo. Su familia también es muy importante, aparte los personajes celebres que adornan su árbol genealógico. Van apareciendo personajes a lo largo del libro, cada uno con su historia y su visión de la situación. La mejor es la abuela, con su carácter, que llena de ternura y sabiduría las páginas.

Su posterior adolescencia y adultez fue más dura si cabe, incluso tuvo que vivir en la calle un tiempo, hasta que pudo volver a Irán junto a su familia. En Viena (donde vivió algunos años) sufrió episodios de racismo, depresión, adicción a las drogas, la liberación sexual…

Y no se puede hablar de esta novela gráfica sin hablar de la autora. Satrapi acabó mudándose a Francia, y aparte de este ha escrito otros libros, entre los que hay algunos infantiles. También codirigió y adaptó este libro, que según ella “no es un documental sobre mi vida, ni tampoco una película política, ya que éstas no son más que panfletos y manifiestos, y yo lo que he hecho ha sido arte”, con el que solo pretende hacer preguntas y que seamos nosotros los que busquemos las respuestas. Una película que parece que no gustó a las autoridades iraníes. Y fue investida Doctora Honoris Causa por dos universidades católicas de Bélgica.

Todo el libro está lleno de reflexiones de este tipo:
















En definitiva, una gran novela gráfica que nos hará ver el mundo desde otra perspectiva, a través de una protagonista rebelde en continuo crecimiento, tanto físico como mental. 


VALORACIÓN



¿Lo habéis leído o queréis hacerlo?
Reseñas

El mundo de Sofía #Jostein Gaarder

FICHA TÉCNICA

Título original: Sofies verden
Autor: Jostein Gaarder
Traductor: Asunción Lorenzo
Año de publicación: 1991
Páginas: 656
ISBN:  9788498414516
Saga: No


SINOPSIS

Poco antes de cumplir los quince años, la joven Sofía recibe una misteriosa carta anónima con las siguientes preguntas: «¿Quién eres?», «¿De dónde viene el mundo?». Éste es el punto de partida de una apasionada expedición a través de la historia de la filosofía con un enigmático filósofo. A lo largo de la novela, Sofía irá desarrollando su identidad a medida que va ampliando su pensamiento a través de estas enseñanzas: porque la Verdad es mucho más interesante y más compleja de lo que podría haber imaginado en un principio. El mundo de Sofía no es sólo una novela de misterio, también es la primera novela hasta el momento que presenta una completa –y entretenida– historia de la filosofía desde sus inicios hasta nuestros días.


OPINIÓN PERSONAL

Mi tutor de primaria, aparte de Magisterio, había estudiado Filosofía, por lo que siempre llenaba las clases de anécdotas que nos hicieran pensar. Leyendo historias que escribía cuando era pequeño puedo ver su influencia, cuando en medio del relato aparece el mito de la caverna, por ejemplo. Fue el que me hizo ver la importancia de la razón y del pensamiento, por lo que le estoy muy agradecido.
Otra de las cosas que me enseñó fue que la lectura podía ser mucho más que entretenimiento, que además de hacernos sentir cosas extraordinarias, también podemos aprender con los libros. Un día habló en clase de este libro, y lo recomendó tantísimo que no tuve otro remedio que leerlo. Y otra vez debo darle las gracias, porque me abrió todo un mundo nuevo.

Seguí a Sofía a través de su viaje por la historia de la filosofía, haciéndome las mismas preguntas que se hacía ella. Aún me acuerdo de cómo me sorprendió la carta en la que el hombre misterioso le pregunta si se ha dado cuenta de que respiraba mientras leía. Y fui yo quien vio que no, que me había atrapado tanto la lectura que no me había preocupado de algo tan nimio como respirar.
Durante toda la novela viajas a través de los siglos, viendo a grandes figuras del pensamiento universal, descubriendo sus teorías y contradicciones, haciéndote replantear tu propio mundo. Tengo que reconocer que lo leí cuando era demasiado pequeño (10 años aproximadamente), por lo que hay muchas cosas que no entendí, y tenía que ir al día siguiente al profesor a preguntarle qué significaba todo eso que había leído (¿por qué unos señores querían vivir en cubos de basura?). Pero he ido releyendo algunos fragmentos a lo largo de los años, sobre todo antes de algún examen de filosofía, a modo de resumen, por lo que esta obra nunca me ha abandonado del todo.
Y además de aprender también vas interesándote por descubrir qué hay más allá de esas clases particulares que recibe Sofia, de resolver el misterio de las cartas que le llegan para una tal Hilde.
Y ya ni hablemos del final, en su momento me pareció magnífico, no sabía que se podía jugar con la realidad de esa manera (tranquilos, que no habrá spoilers). Gaarder consiguió atraparme con esta obra de arte, transmitiéndome muchísimos conocimientos e ideas, y por eso os dejo algunas de las citas de este autor:
“Los que preguntan, son siempre los más peligrosos.”
“Porque la libertad humana nos exige poner algo de nosotros mismos, existir auténticamente.”
“A la hora de formar nuestra propia opinión sobre la vida, puede resultar de gran ayuda leer lo que otros han pensado.”

En definitiva, es un libro que recomiendo encarecidamente, tanto si sois amantes de la filosofía como si no, pues os abrirá los ojos en más de un sentido.


VALORACIÓN


¿Lo habéis leído o queréis hacerlo? ¿Qué opináis?


52 Retos·Relatos

#22 Barcelona 2121

Escribe un relato que tenga lugar durante una tormenta.
La luz del sol se fue escondiendo entre la negrura de las nubes, ocultándola, y eso era exactamente lo que quería. En todas partes la gente corría hacia sus casas, y los que ya estaban allí tapaban desesperadamente las ventanas con todo lo que podían encontrar a su alrededor. Se acercaba la decimotercera tormenta del año, y según las estadísticas sería la peor de todas. Algunos expertos ya habían intentado prever los daños, y estos eran incalculables. Se había recomendado encarecidamente a todo el mundo que se refugiaran donde fuera, por lo que las calles cada vez estaban más vacías.
Sarah se imaginaba invisible, paseando tranquilamente, dejando atrás las vespas que podían llevarle a su refugio. Unas gotas empezaron a caer sobre sus pómulos, y fueron cayendo, camuflándose entre sus lágrimas. Oyó unos pasos rápidos detrás de ella, y pensando que provenían de alguien que no había sido previsor, no se giró.
De pronto notó unas manos en sus hombros, que la giraron con fuerza. Allí estaba Mid, intentando recuperar el aliento. Ella intentó soltarse del tirón, pero la tenía tan fuertemente agarrada que no pudo escapar.
-¡¿Estás loca?!
Estaba claro que lo estaba, ¿por qué sino iba a salir a la calle en un momento tan peligroso? Pero no le importaba.
-¿No me vas a responder? Estábamos todos preocupados, te hemos estado esperando durante horas, creíamos que te había pasado algo grave.
-¿Y cómo me has encontrado, Midron?
-No lo sé, la verdad, he tenido como una premonición o algo por el estilo. Y no me llames así, por favor, sabes que lo odio.
-No me lo creo. Seguro que llevas meses espiándome, no me extrañaría que fueses tú quien me deja moscas muertas en la repisa de la ventana…
-¡Te lo digo en serio! Mientras comía el pastel que nos ha hecho Grit he notado algo extraño y te he visto paseando, ha sido muy raro. Y ahora volvamos, por favor, que Solaris y Ta están poniéndose de los nervios.
La cogió de la mano y se la llevó de allí, mientras el cielo parecía estar rugiéndoles. De repente el cielo estalló y empezó a diluviar encima de ellos. Aún cogidos de la mano corrieron en dirección a la mansión de Mid, que no estaba muy lejos, pero la carrera les pareció eterna. Por el camino una bolsa con unos polvos blancos cayó del bolsillo de Mid, pero no se paró a recogerla, pues la vida de ambos estaba en peligro. Cuando llegaron allí estaban empapados, y Ta les abrió la puerta, sonriendo entusiasmada por su regreso. Les abrazó con fuerza, a pesar de lo mojados que estaban. Ella era así, siempre tan radiante.
Todos se alegraron de que hubieran llegado a salvo, pero no les duró mucho el sentimiento, porque ya había empezado el partido de plitz. Se sentaron todos en el sofá, con Permi, la perrita, a sus pies. No se preocuparon porque su amiga acababa de intentar suicidarse, ni de que hubieran perdido la droga (aunque discutieron después por eso). Eran felices mientras estuvieran entretenidos. Lo demás no importaba.
Fin.

(Este relato no es más que una parodia de una de las primeras versiones de la novela que está escribiendo Marina, aunque ya no se parece en nada a esa versión, la verdad. A ver si así se anima a escribir más y acaba antes, es mi Novo de Avellaneda :P)

Guillermo Domínguez
52 Retos·Relatos

#39 φῐλίᾱ

Escribe un relato en el cual dos personas totalmente opuestas se conozcan de forma poco corriente.
Las frías esposas le aprietan las muñecas, que rebotan contra su espalda mientras le hace pasar por la puerta. Echa un vistazo rápido y no ve ningún otro agente, por lo que sonríe disimuladamente. Quizá no pasará la noche en el calabozo.
-Parece que tus amiguetes te han dejado solo, ¿eh?
-Han respondido a una llamada de emergencia, se ve que hay una guerra entre mafias, están intentando sacar a la gente del fuego cruzado. Ahora siéntate ahí mientras busco las llaves del calabozo.
-¡Oh, vamos, Tym! Al menos déjame tener las manos delante, ¿no?
El agente la mira, cansado, y acaba liberándola de una mano, pero coloca esa esposa en una silla, evitando que se escape pero dejándola en una posición un poco más cómoda.
Ella mira a su alrededor y ve, entre las filas de sillas de la sala de espera, otra chica, que rehuye su mirada. Está en la última hilera, mirándose los pies incómoda, y con las manos (libres, por cierto) en las rodillas, dándole vueltas a una especie de pelota. Intenta adivinar su edad, pero solo puede verle la cabellera rubia y rizada, aguantada por un par de horquillas. Se levanta y se dirige hacia ella llevándose la silla en brazos y  sonriendo, cuando la chica levanta la cabeza y ve su ojo derecho envuelto en carne morada
-Hola, soy Elisabeth, ¿estás bien?
La chica asiente rápidamente, y da un pequeño salto hacia el lado, poniendo distancia entremedio de las dos.
-Tranquila, no te voy a hacer daño, solo estoy aquí porque engañé a un chico rico a que me diera las llaves de su coche. Ni siquiera podrían juzgarme, pero el poli ya me conoce, y cree que dándome un escarmiento podrá reconducir mi vida o algo por el estilo. ¿Cómo te llamas?
-Helena.
-¿Y qué tienes ahí? -pregunta Elisabeth, refiriéndose al objeto que tiene entre las manos, y que no deja de dar vueltas-.
Helena abre la mano izquierda, mostrando una pequeña esfera morada. 
-¡Es preciosa! 
-Antes era un collar, pero se me ha roto…
-¿Estás segura? Porque por la forma en la que la coges y por el color de tu ojo parece que fue otra persona… ¿Tu padre te pega?
-¡No! Mi padre murió… -explica la chica, aguantándose las lágrimas, mientras Elisabeth se pone pálida, al haberse equivocado de tal manera y le acaricia el pelo con la mano libre-. Esto me lo ha hecho el novio de mi madre, ¡lo odio!
-Lo siento mucho… ¿Y es por eso que estás aquí? Yo si fuera tú le pondría una denuncia y la máxima orden de alejamiento.
-Sí, he venido a denunciarle. He estado aguantando mucha mierda, pero ya no puedo más. Si no es por mí al menos por mi madre, que es la que suele recibir las palizas. Pero necesitamos el dinero…
-Tú tranquila, hay mil formas de ganar dinero sin necesidad de tener a un cabrón en casa. Si quieres yo puedo ayudarte, se me da bien esto de engañar a la gente, podría enseñarte.
-No, gracias. No se me da bien mentir, y no me gustaría ir en contra de la ley.
-No todo es blanco o negro, a veces es necesario jugar con los límites de la legalidad para poder sobrevivir. Y sino mira a todos los políticos corruptos, y esos no necesitan robar y sobornar por necesidad. Es más fácil de lo que parece, tú solo…
De pronto se empiezan a oír unos pasos, que se van acercando a la sala de espera. Elisabeth se levanta de un salto y deja las esposas en el regazo de Helena.
-Gracias por las horquillas -dice mientras le guiña un ojo, y se va corriendo hacia la puerta-.
El agente no es lo suficientemente rápido como para atraparla antes de que salga de la comisaria, y ésta se pierde entre la noche.
-Por favor, no le digas nada de esto a los demás agentes…
Al cabo de media hora Helena sale de allí, con papeles en las manos y la esperanza de que el juez apruebe la orden de alejamiento. Gira hacia la derecha cuando una mano la agarra del brazo y la lleva hasta un callejón.
-¿Cómo ha ido? 
Elisabeth la mira sonriente, y ella le cuenta todo lo que le ha dicho el agente. Ahora lo único que tiene que hacer es esperar.
-Me alegro, ya verás como todo saldrá bien. Y ahora, ¿quieres que te enseñe todo lo que sé?
Guillermo Domínguez

Licencia Creative Commons
Premios

Liebster Award

Nos han nominado al Liebster Award. ¡3 veces ni más ni menos! Para no hacernos pesados con esto de los premios, lo hemos condensado en una sola entrada que responda a todas las preguntas que nos han hecho Lector Anacrónico, El Rincón de Mangieto e Imágenes en Palabras. Les estamos muy agradecidos, ya que este tipo de iniciativas son un impulso para que los blogs pequeños como el nuestro se relacionen con otros y crezcan en la comunidad. Así que sin más dilación os dejamos leer nuestras respuestas y os invitarnos a saber más de nosotros. 

Las normas del premio son las siguientes:


Agradecer y seguir al blog que te nominó.

Responder las 11 preguntas que te hagan.
Realizar 11 preguntas para los blogs a los que nomines.
Nominar 11 blogs con menos de 200 seguidores.
Avisarles sobre la nominación.

Preguntas Lector Anacrónico


1. ¿Por qué elegiste empezar con un blog?
M: Quería compartir lo que escribía y pensaba. Empecé con un blog en catalán (porque yo normalmente escribo en esa lengua, que es la que pienso) pero no soy nada constante y siempre lo abandonaba, pasaban los meses me ilusionaba otra vez un par de semanas… Así que tuve que juntarme con Guille para que mantuviese el blog vivo 😛 y de momento ¡es el blog que más me ha durado! (No gracias a mí)
G: Doy fe que no es gracias a ella.. xD Yo también había tenido un blog hace años y que era como este, pero mejor que no salga a la luz de lo cutre que era. Quiero compartir mi gran pasión con la gente, hablar de aquello que me haya emocionado entre las páginas, escribir sobre lo que se me ocurra. 
2. Cuenta un poco sobre tu historia y tu relación con la literatura.
M: Desde pequeña me ha gustado leer. Aprendí a leer antes que mis compañeros por el deseo que tenía de saber lo que decían las letras, de poder leer los cuentos por mí misma. Iba por la calle leyendo en voz alta todos los carteles que veía hasta que pude leer Tintín yo solita. Y de ahí pues a leer sin parar hasta bachillerato que me relajé más en el tema.
G: Cuando me iba a dormir de pequeño me encantaba que mi padre me leyera cuentos, hasta que me había los leído todos empecé a pedirle “cuentos por encargo” (Epi y Blas van a un partido de fútbol, Buzz Lightyear va a clase… Ríete tú de Teo).
3. ¿Qué género musical te gusta?
G: ¡Rock! (Me tenéis que imaginar con el puño en alto, sino no tiene gracia.)
M: Rock, Indie, Ska, Clásico, Jazz, Rap… Melómana hasta la muerte (eso sí, el reaggeton ni mencionarlo).
4. ¿Cuándo un libro tiene adaptación al cine sueles leer primero el libro y luego ver la película o ver la película para saber si podría o no gustarte el libro?
M: Depende. Normalmente prefiero leer el libro. Pero si no estoy segura de si me va a gustar y no me apetece mucho leerlo pues dejo que la película me resuelva la duda.
G: Depende. A no ser que el libro me interese mucho, suelo ver la película primero. Y si la película me ha gustado mucho me leo el libro, así lo disfruto más y no estoy todo el rato criticando los detalles que han olvidado.
5. ¿Si pudieras ser cualquier escritor de la historia, que libro te hubiese gustado escribir?
G: Buff que difícil. No sé si escoger alguno de mis libros preferidos o alguno que sea importante y te haga reflexionar… Así que elijo los dos y me pillo Fahrenheit451, de Ray Bradbury.
M: Harry Potter, así sería tremendamente rica. Es complicado. Creo que me voy a quedar con ser Salvador Espriu y haber escrito su magnífica poesía.
6. Nombra un libro que no le recomendarías ni a tu peor enemigo.
G: Pues sintiéndolo mucho para los fans, odié Divergente. Ya iba con pocas expectativas, pero es que no lo aguanté. Se me hizo pesado y sinsentido. No puedo entender cómo se ha vuelto tan famoso, la verdad…
M: After. ¿Me explico o no hace falta?
7. Nombra un libro que consideres que es poco conocido y que todos deberían leer.
GEl sueño del otro, de Juan Jacinto Muñoz Rengel. Lo leí este año y me encantó, es una novela psicológica muy entretenida y que hace reflexionar.
M: Soy una rebelde y voy a recomendar 2. Para adultos recomiendo El fin de Mr. Y, no digo ni de que va porque es demasiado complejo y raro. Para jóvenes (10-12 años) recomiendo M.A.X. de Àngel Burgas. Este libro me marcó de tal manera que aún hoy lo considero el libro más profundo que leí en esa edad. Ahora seguramente no me parecería nada del otro mundo, pero es un libro que toca la prostitución, las adicciones, la pérdida… (no en profundidad, ya que está orientado a jóvenes) y yo que estaba leyendo Manolito Gafotas, pues os podéis imaginar.
8. ¿Cuál es el libro con el que decidiste empezar a leer en forma?
M: Creo que nunca lo he decidido, sencillamente ha pasado. Supongo que Tintín, como ya digo en otra pregunta.
G: Supongo que serían libros del colegio para aprender a leer, una cosa llevó a otra y aquí estamos, con un blog sobre literatura.
9. ¿Cuál es la peor adaptación al cine que ha tenido un libro?
G: Percy Jackson me gustó bastante como película, aunque después leí el libro y me di cuenta de lo penosa que era como adaptación, pero al menos me descubrió una saga que desconocía hasta el momento.
M: El clan del oso cavernario. ¿A quién se le ocurrió?
10. ¿Cuál crees que es la principal diferencia entre tu blog y los demás blogs literarios?
M: Qué miedo. Voy a decir que la suma de ser dos, poner reseñas, relatos propios y divagaciones sobre literatura nos hace únicos. 
G: Creo que es eso, básicamente, que no nos limitamos a hacer reseñas/wrap ups y cosas así, vamos más allá. Aunque pienso que deberíamos hacer más cosas, crear más variedad, pero tiempo al tiempo.
11. Como última pregunta me gustaría que crearas una mini historia que contenga por lo menos 5 títulos de libros 🙂
G: Mi hermana Elba es una niña bastante peculiar: le gusta jugar por La zona muerta, unos Túneles muy profundos a las afueras de la ciudad, con amigos imaginarios. El otro día me dijo que había estado jugando con una tal Momo al juego de Ender, aunque no sé aún en que consiste. 
M: READY PLAYER ONEMarina coge aire y aumenta la presión que ejerce su mano sobre el stick. Está preparada para encarar al boss final, El quinto mago. Se siente como el último unicornio, jugando en esa antigua máquina arcade y batiendo los récords de aquellos que se creían rebeldes y feroces jugadores. Suelta el aire lentamente y se adentra en las profundidades del castillo negro.
Preguntas Mangieto
1. ¿Tu autor favorito?
G: Stephen King, leería hasta su lista de la compra (y sería mejor que muchos libros actuales).
M: *Explota*
2. ¿Sagas o autoconclusivos? Si elegiste sagas, ¿cuál es tu favorita?
M: Depende. Las sagas tienen el fuerte de no acabar tan rápido y poder disfrutar más de la historia, pero tiene que estar justificado y no ser para vender más. Si una historia se puede explicar en un libro, prefiero autoconclusión.
G: Autoconclusivos. Me gustan las sagas pero cuando se justifican, como dice Marina, y como la mayoría no lo hacen, prefiero tener un libro solo. Otro contra de las sagas es que tardan en salir, y suelo perder el interés o me olvido de ellas (¡a Dios pongo por testigo que algún día acabaré Túneles!).
3. ¿Hay algo además de libros en tus estanterías?
M: Ahora mismo 4 fotos, dos cajitas, un libro en miniatura, un gato de porcelana, un tarro con sal pintada con tiza y un vaso de Heineken con pétalos de rosa secos (sí, los libros no se ven).
G: Un modelo de mi mandíbula (aunque a veces lo uso como pisapapeles), un tarro con arena del País Vasco, fotos varias y un montón de puntos de libro que he ido coleccionando durante los años (y he robado de la biblioteca).
4. ¿Qué reseñas son más difíciles para ti, las de libros que adoraste o las de libros que odiaste?
M: Las de los libros que he odiado, me da pereza seguir hablando de ellos.
G: Como de libros que odio no suelo hablar, diré los que más he amado, porque me emociono y suelo decir más de lo que debería o tengo miedo de no expresar todo lo que me ha gustado ese libro y la gente no quiera leerlo.
5. ¿Qué libro te arrepientes de haber leído?
M: Carolina se enamora. Siempre lo diré: lo odié profundamente y ojalá no hubiera perdido el tiempo con él y ahora no me enfadaría al pensar que el autor tuvo tanto éxito.
G: Crónicas vampíricas, pero los malos. Vi dos segundos de la serie y parecía interesante, asi que en Navidad pedí alguno de los libros. Pues me trajeron como 6, y los odié profundamente. Encima después empecé la serie y también me pareció una mierda, supongo que pillaría los mejores segundos o algo…
6. Tienes que declarar tu amor regalando un libro, ¿cuál escoges?
M: El banquete de Platón (racional y romántico, ¿qué más pides?)
G: Carolina se enamora, ese sí es racional y romántico, y eso que no lo he leído xD. No va, ahora en serio: El corrector, de Ricardo Menéndez Salmón. Habla del 11M, y aunque sea bastante pesimista, la moraleja del libro es que se puede sobrevivir al absurdo de la existencia mediante el amor.
7. ¿Usas marcapáginas o pones lo que sea entre las hojas?
M: Marcapáginas pero si no lo tengo a mano pues cualquier cosa va bien.
G: Ídem. Como he dicho antes, tengo un montón guardados, así que no me suelo quedar sin.
8. ¿Prestas tus libros?
M: Sí, hay que compartirlos (pero me lo apunto, que después no vuelven).
G: Sí, y después Marina no te lo devuelve ¬¬.
9. ¿Los marcas de alguna manera? Por ejemplo, subrayando o escribiéndoles tu nombre.
M: Cuando era pequeña ponía: Biblioteca de Marina R. P. y me sentía muy guay. En fin… Ahora ya no hago eso pero sí que subrayo frases que me gustan.
G: No, pero cada vez tengo más ganas, porque no aprecio tanto al libro como objeto sino como medio para compartir ideas, así que quiero empezar a subrayar y poner post-its (aunque como la mayoría que leo son electrónicos o de la biblioteca es bastante difícil).
10. ¿Escuchas música mientras lees?
M: Siempre. Aunque si se acaba, suelo estar tan absorta que no me doy cuenta.
G. Nunca. Me desconcentra mucho.
11. ¿Te mareas si lees en un vehículo?
M: Muchísimo (en el coche). Es horrible porque cuando hago viajes de 9 horas me gustaría leer y no puedo ni ver el título.
G: En coche sí, pero en el tren lo hago continuamente.
Preguntas Imágenes en Palabras
1. Cuál es el primer libro completo que recuerdas haber leído.
M: Tintín (todos ellos) pero como es un cómic diré La Tina SuperbruixaLa penya dels Tigres y ese estilo de libros.
G: Los de las películas de Disney, me encantaban y cada cumpleaños/Navidad caía alguno, tengo una colección enorme de ellos.
2. ¿Hay algún blog literario a parte del tuyo que pienses que a las personas que les gusta leer definitivamente deberían seguir y por qué?

3. ¿Cuál es tu Autor contemporáneo favorito y cual tu autor clásico favorito?
G: De contemporáneo, Cristina Fernández Cubas por sus maravillosos relatos, y de clásico, la verdad es que no sé. Yo diría que no tengo (no sé si las distopías antiguas se consideran clásicos, así que no las diré).
M: Laura Gallego en cuanto a autora contamporánea. Y clásico Salvador Espriu. 
4. Que tipo de libros te gusta leer.
G: Libros con palabras, son mis favoritos 😛 (y si te hacen reflexionar, mejor).
M: Depende mucho del momento. Ahora mismo creo que me quedo con realismo mágico.
5. Cuál es el regalo perfecto para ti.
G: Un corazón humano, y no lo digo en broma, lo necesito. ¿Alguien me presta el suyo?
M: Tengo miedo. TAZAS. Libretas y bolis/lápices, pero tienen que ser originales.

6. Que tipos de libro o historias no leerías jamás. Ni por curiosidad.
G: Los “autobiográficos” de famosos de la televisión (sí, Esteban, esto va por ti).
M: Totalmente de acuerdo. Pero de hecho añado ningún tipo de autobiografia estricta (un libro divertido o interesante basado en experiencias reales me parece bien, pero la vida y milagros de la gente deberían escribirlos otros).
7. ¿Te gusta escribir? si lo haces, comparte con nosotros algo por favor.
Podéis ver muchos relatos nuestros (sobre todo de Guille) cada semana, ya que participamos en los 52 retos de escritura de El Libro Del Escritor. Y para muestra, un botón:
M: Pandora
G: Felina
8. ¿Alguna vez te encontraste un libro que no te gustó de un autor que normalmente te gusta? Cuál.
G: Colorado Kid, de Stephen King, no me gustó nada, es tan solo un misterio largo, con un final más abierto imposible (vamos, que no tiene final).
M: Magia de una noche de verano, de Maite Carranza. Había leído La guerra de las brujas y estaba fascinada y me compré el libro solo porque lo había escrito ella. Vaya pedazo de plasta romántica. Fue muy decepcionante.
9. ¿A parte de leer que otros hobbies o pasatiempos tienes?
G y M: Compartimos nuestra afición al teatro.
10. Cuál es tu color favorito.
G: Infrarrojo.
M: Ultraviolado.
11. Recomienda una película que pienses que todo lector debe ver.
G: Pues diré Donnie Darko porque me encanta, pero no hace falta ser lector para que la gente lea vea. Si no la véis os arrancaré el corazón, primer aviso (no, es broma, pero yo sigo pidiendo un corazón).
M: Corazón de tin… Que no, que es broma. 
Nuestras preguntas
1. Clásico favorito.
2. Libro/saga que tienes abandonada por X motivo pero quieres acabar.
3. Autor/a que más te ha marcado.
4. Cita que se te quedó grabada cuando la leíste.
5. Libro que pertenece a un género que no suele gustarte pero que te encantó.
6. Autor/a que odias.
7. ¿Lees poesía? ¿Qué tipo?
8. ¿Qué género amas y qué género odias?
9. Escribe brevemente el final alternativo con el que te hubiese gustado que acabara un libro (pon el nombre del libro primero, así quien no lo haya leído puede decidir hacerse spoiler o no).
10. Un libro que tengas muchas ganas de leer.
11. ¿Te gustaría colaborar en un relato con nosotros?


Nominados
Hemos decidido no nominar a nadie, para que así todo el mundo que quiera pueda hacerlo, sin necesidad de nominaciones. Así que, si decidís hacerlo, avisadnos, estaremos encantados de leer vuestras respuestas :).