52 Retos·Marina·Relatos

Cadena de relatos: 1. Graduación sangrienta

50. Escribe un relato sobre una fiesta, un grito y una mentira que cada vez crece más.

Mandy se sentía un poco mareada, pero sonreía al bailar con John. Era la noche que llevaba esperando todo el curso: la fiesta de graduación. Además de celebrar que se había acabado el tedioso instituto, la fiesta prometía. Ben Williams había echado alcohol al ponche y había sido el bendito culpable de que Mandy estuviera bailando con John sin ponerse roja como un tomate, algo más que habitual en ella. 
Cintia se acercó a la pareja con su sonrisa más falsa y amplia.
-Bienvenidos, chicos -solo miraba a John -. Aquí tenéis vuestras papeletas para la votación del rey y la reina. No hace falta que busquéis mucho, estoy la primera de la lista -les guiñó un ojo y desapareció entre la multitud, siguiendo con su estúpida propaganda y dejando la sonrisa atrás.
Varias canciones más tarde, se encendieron las luces del gimnasio, decorado en tonos azules y con guirnaldas que disimulaban las bastas y sencillas paredes. En el improvisado escenario del fondo, la directora Wells se aclaraba la garganta ante el micro. Llevaba un horroroso vestido rojo y negro y unas pestañas postizas que amenazaban con caerse a cada parpadeo. En el pecho llevaba un broche con el escudo del instituto, en colores amarillo y azul, lo que acababa de estropear su conjunto.
-Veamos… Ejem… ¿Estáis pasando una noche entretenida? -su voz retronó aunque su tono era débil y poco entusiasta -Las votaciones han terminado y el recuento ha llegado a su fin. Cintia, dame el sobre -alargó la mano y la chica se lo entregó. Era pequeño y rosado y contenía grandes ilusiones -. Veamos… -lo abrió y sacó el primer nombre -El rey de la fiesta es… -parpadeó un par de veces, como si hubiese ensayado que ese era el tiempo necesario para crear expectación -¡Ben Williams! -el gimnasio explotó en aplausos y los amigos de Ben empezaron a silbar y a gritar, claramente afectados por la bebida que este les había proporcionado -Sube, Ben. Silencio, sigamos. Bien, ahora veamos quien será tu reina esta noche -extrajo el segundo nombre y volvió a parpadear lentamente dos veces -. ¡Serena Brown! 
Esta vez los aplausos y los gritos fueron más potentes. Cintia, que ya se preparaba para ponerse a sí misma la dorada corona, cerró la boca de sorpresa, soltó un bufido y le lanzó bruscamente la joya de plástico a la subjefa de las animadoras, su segunda al mando. Serena ni siquiera era de sus animadoras favoritas y jamás iba a llegar donde estaba ella, ¿había sido jefa de las animadoras durante cuatro años y no se merecía ser la reina de la graduación? Mandy se apartó antes de que Cintia la empujara y decidió ignorarla, tanto ella como Serena, radiante y orgullosa en el escenario, se habían dedicado a hacerle odiar el instituto y todo lo que representaba. A su derecha John miraba con odio hacia el escenario. Alguien de ese mismo instituto había decidido que colocar unos porros en la taquilla de su hermana iba a ser divertido, y más sabiendo que ese día habría revisión de taquillas. Tenía claro que había sido Serena, para quitarle el puesto en la organización de las animadoras, aunque nunca había podido demostrarlo. Cuando los encontraron llamaron a sus padres, que no tenían constancia alguna de que su hija se drogase. Al final de la reunión con Wells acabaron expulsándola del instituto, a pesar de que estaba a un par de meses de acabar el último curso. Intentó por todos los medios que la admitieran en otros centros, incluso en algunos privados, a pesar de los pocos recursos que tenía su familia. No lo consiguió. Dos semanas después se encontraron su cuerpo en la baño, con un tarro de pastillas a sus pies. La nota decía que no quería vivir una vida que ella no hubiera escogido.
-Felicidades, Ben y Serena. Ahora ha llegado el momento del baile del rey y la reina. Por favor, chicos, dejad paso hasta la pista.
Los alumnos obedecieron y Ben, rubio, alto y, obviamente, el quarterback del equipo, junto a Serena, morena, delgada y siempre con la pose engreída típica de las animadoras, se dirigieron hacia el centro de la pista.
La directora seguía con el micrófono en la mano y todos pudieron oír como regañaba a Mike Evans por no haber preparado las luces aún y este le replicaba con vocabulario poco adecuado. Finalmente, las potentes luces del gimnasio se apagaron. Un grito rompió los murmullos y las risas y todos pegaron un brinco asustados al unísono. Las luces azuladas que darían el toque mágico al baile empezaron a encenderse, la música empezó a sonar, pero nadie bailaba. Todos los ojos estaban fijos en Serena, que sangraba a borbotones en brazos de Ben, quien parecía a punto de vomitar.
-¡Una ambulancia, hay que llamar a una ambulancia! -gritó Mandy, siendo la primera en reaccionar. Su voz desencadenó el caos. De repente, todos parecieron darse cuenta de que lo que veían era real y el pánico se apoderó de la sala. 
-¡Le han rajado la garganta!
-¡Está muerta!
-¡Nos van a matar a todos!
-¡Quietos! -una voz bramó por encima de los gritos y los llantos y reinó el silencio. Solo se oían algunos sollozos -Las puertas están cerradas y solo yo tengo la llave -el profesor Mason, el entrenador del equipo de futbol americano, zarandeaba un manojo de llaves -. Nadie sale de aquí hasta que llegue la policia y resolvamos este asunto.
CONTINUARÁ…

¡Como hemos estado anunciando en Twitter y en una entrada del blog, hemos decidido empezar una cadena de relatos entre bloggers!
Esperamos que este inicio os inspire para llegar al fondo de este misterio y continuar la cadena. De momento solo han  aparecido la fiesta y el grito, así que sois vosotros los que debéis descubrir (o no) esa mentira. Y para esta ardua tarea, nominamos a los siguientes blogs:
Ahora os toca nominar a otros 2 blogs y dejar que ellos continuen la historia.

El funcionamiento si has sido nominado es el siguiente:

  1. Leer los relatos anteriores a tu nominación (IMPORTANTE: Pon el enlace del relato previo en el inicio de la entrada para que los que te lean puedan seguir el hilo de la historia)
  2. Escribir cómo crees que continua la historia (no hay límite de extensión, pero seamos coherentes)
  3. Nominar a 2 blogs y avisarles (¡Asegúrate de que les gusta escribir!)
  4. Avisar al blog que te nominó y dejarle el enlace de tu relato
  5. Avisarnos a Resistencia Lectora para que podamos seguir las historias (puedes hacerlo con un comentario en cualquier entrada o por twitter con #Relatosresistentes. ¡Si nos dejas el enlace, te estaremos muy agradecidos!)
  6. Tienes una semana para hacer todo esto*

    Acuérdate de pegar estas instrucciones en tu entrada 🙂

*Pero no seremos quisquillosos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s