Reseñas

Rojo y oro #Iria G. Parente y Selene M. Pascual

FICHA TÉCNICA

 

rojo y oro.jpgTitulo: Rojo y oro

Autor/a: Iria G. Parente y Selene M. Pascual

Año de publicación: 2017

Páginas: 446

ISBN: 8420485136

Saga: No.

 

SINOPSIS

 

Escuchad mortales,
la historia de un dios que no quería vivir,
de una amazona obligada a matar
y de su libertad para siempre robada.
Aguardad y temed el despertar del caos:
cuando Eris abra los ojos,
la venganza al fin llegará.

Orión está cansado de ser el esclavo de Hera desde que su madre, la diosa del Caos, fue condenada por su ambición. Hera le ha tratado siempre más como un criado que como el dios que es. Y quiere que eso acabe.

Asteria está cansada de luchar. Desde que el pueblo de las amazonas fue arrastrado hace años, ella y sus hermanas viven esclavizadas y obligadas a servir al Emperador de Élada como gladiadoras. Y quiere que eso acabe.

El mundo de Orión es dorado como solo puede serlo la grandeza de los dioses: el mundo de Asteria es rojo como solo puede serlo la sangre que derrama cada día.

Ambos buscan venganza hacia quienes los encadenaron en esos mundos.

Ambos buscan libertad, y harán lo que sea necesario para conseguirla.

RESEÑA

PERSONAJES

Como supongo que sabréis, esta historia está escrita a dos manos, en la que cada autora narra las vivencias de cada uno de los personajes en primera persona.

Por un lado tenemos a Asteria, una amazona cuyo poblado ha sido destruido por el Emperador de Élada, y ahora todas las amazonas viven como gladiadoras luchando a muerte en la arena cada día. Gracias a su fortaleza ha conseguido convertirse en toda una leyenda, la Amazona Roja, invencible en combate. Me ha gustado mucho este personaje, porque aunque al principio parezca bastante simple, a medida que vamos conociendo más de ella vemos que no es así. Es muy fuerte y protectora, hará todo lo posible por sus hermanas. Porque esta es una de las cosas que más me han gustado, las amazonas y su sociedad, todo un ejemplo de sororidad, incluso Asteria utiliza el femenino neutro todo el libro, y reflexiona sobre ello en algún momento. Sigue leyendo “Rojo y oro #Iria G. Parente y Selene M. Pascual”

52 Retos·Guille·Relatos

#2 Meta

Describe una escena sensual con una pareja que termina desnuda en la barra de un bar.

En el local huele a tabaco y a sexo, una combinación que nunca me ha desagradado. Doy una vuelta por el sitio, esquivando a salidos babeantes y a camareras en top-less, cuando la veo bailando alrededor de un poste. En cuanto ella me ve le hace una señal al dj, que da paso a Tatiana, una “joven rusa que acaba de llegar de su fría patria para calentaros a todos vosotros”.

Donde antes no había nada ahora se ha puesto unos tejanos y una camiseta que le va grande. Se acerca corriendo y me da un beso, que sabe a distintos tipos de alcohol.

-Conque Angelique, ¿eh? Siempre supe que tenías algo de celestial.

-Hay que innovar de vez en cuando. ¿Y qué te trae por el paraíso? -dice entusiasmada, guiñándome un ojo al referirse al nombre de este antro más bien infernal, quitándole el puesto al bar de al lado-.

-Pasaba por la ciudad y me apetecía hacerle una visita a una vieja amiga.

-Y tan vieja, qué hace ya, ¿5 años desde la última vez que nos vimos?

-Eso parece.

-Ese fue un gran verano, no nos poníamos la ropa ni para salir a la calle, prácticamente -me mira a los ojos mientras se muerde el labio-. Sigue leyendo “#2 Meta”

Reseñas

La quinta estación #N. K. Jemisin

FICHA TÉCNICA

la-quinta-estacion.jpg

Titulo original: The fifth season

Autor/a: N. K. Jemisin

Año de publicación: 2017

Páginas: 444

ISBN: 9788467519846

Saga: Sí, es la primera parte de la Trilogía de la Tierra Fragmentada.

Traductor/a: David Tejera Expósito




SINOPSIS

 

Ha dado comienzo una estación de desenlaces.

Empieza con una gran grieta roja que recorre las entrañas del único continente del planeta, una grieta que escupe una ceniza que oculta la luz del sol.

Empieza con la muerte, con un hijo asesinado y una hija perdida.

Empieza con una traición, con heridas latentes que comienzan a supurar.

El lugar es la Quietud, un continente acostumbrado a la catástrofe en el que la energía de la tierra se utiliza como arma. Y en el que no hay lugar para la misericordia.

RESEÑA

“Para todos aquellos que tienen que luchar por el respeto que los demás reciben por omisión.”

El mundo, ahora unido en un solo continente llamado Quietud, es un caos. Constantes terremotos, tsunamis, y demás accidentes naturales provocan lo que se llaman las “quintas estaciones”, épocas de hambruna y muerte en las que la humanidad se acerca a la extinción. Por suerte nunca ha llegado a ese extremo. Hasta ahora. Una gran grieta se ha abierto en el centro del continente, provocando que el cielo se llene de cenizas y provoque la que será la última quinta estación. Mediante un narrador muy cercano, que nos habla directamente a nosotros, se nos presenta este mundo (y vaya mundo) en el que se desarrolla la trama y sus tres protagonistas. Tres mujeres fuertes, complejas, y con unas historias duras que llegan al alma.

Essun es una orogén, como se denomina a las personas que pueden hacer “magia”, y que consiste en la capacidad de controlar la energía y sobre todo la tierra. Todo el mundo teme y odia a los orogenes, a los que llaman despectivamente como “orogratas”. Su historia empieza con la muerte de su hijo a manos de su marido, al enterarse de que el pequeño también era un orogén, y tras aceptar los hechos Essun va en busca de su marido para vengarse y encontrar a su hija desaparecida. Por el camino se irá encontrando personajes muy interesantes, como Hoa, un extraño niño que decide acompañarla y que parece que guarda algún secreto. Esta historia está narrada en segunda persona, haciéndonos a nosotros los protagonistas, metiéndonos de lleno en el libro. Sigue leyendo “La quinta estación #N. K. Jemisin”

52 Retos·Guille·Relatos

#9 Consulta

Escribe un relato que integre las palabras ‘luz’ y ‘cuadro’ como elementos relevantes del argumento.

 

(Consulta de una psicóloga. Está sentada en una butaca con un bloc de notas en la mano. La paciente está estirada en el diván, entre ellas hay una mesa con varias varas de incienso. Detrás de la psicóloga hay un cuadro de un prado con un carnero en él.)

PACIENTE: La verdad es que no sé cómo empezar. Es mi primera vez, ¿sabes? Mi hermana me recomendó que viniera a su consulta después de… Y aquí estoy. Me gusta el toque del incienso, por cierto. ¿Debo empezar por mi infancia? ¿O prefiere que me centre en por qué estoy aquí?

PSICÓLOGA: Usted es quién decide. Hableme de lo que quiera, sin miedo. No voy a juzgarla, ese no es mi trabajo.

PACIENTE: Está bien. Bueno, empezaré por cuando era pequeña, me será más fácil. Yo siempre fui una niña bastante inteligente, pero a mis padres nunca les parecía suficiente. Ellos solo tenían ojos para mi hermana. Hiciera lo que hiciera nunca era suficiente para ellos. Su hijita pequeña era lo único en sus vidas. Esto se queda entre nosotras, ¿verdad? No quisiera que ella se enterara… Sigue leyendo “#9 Consulta”

Divagaciones·Resistiendo

Curiosidades literarias 2: El retorno

El mundo de la literatura está plagado de curiosidades, a las que ya dedicamos esta entrada el año pasado. Ahora volvemos con más, esperando que os resulten curiosas (vale, perdón ya nos vamos):

  • El Rey de los cameos: ya sabemos que los artistas tiene la afición de hacer cameos en series y películas, pero el que hizo Stephen King en Sons of anacrhy llega al siguiente nivel. El escritor ya había aparecido en adaptaciones de sus libros (como la serie de La cúpula), pero esta vez apareció en la famosa series de moteros interpretando a Richard Bachman, su seudónimo. Durante años King estuvo publicando bajo este seudónimo, hasta que en 1984 le descubrieron, entre otras cosas, por la prosa de los “dos” escritores era demasiado parecida. Después de eso el autor declaró que Bachman había muerto de “cáncer de seudónimo”, aunque más tarde apareció un última novela póstuma. Incluso escribió una novela sobre este hecho, La mitad oscura, en la que un autor “mata” a su seudónimo pero este vuelve para matarle.

Stephen-King-Sons-of-Anarchy.png

  • El día que Víctor Hugo se quedó sin palabras: todos conocéis a Víctor Hugo, el autor de Los miserables, entre otras novelas. Y también sabéis la enorme cantidad de palabras que tiene (Goodreads me chiva que son 1463). Pues resulta que al acabarlo se fue de vacaciones, pero quería saber cómo iba la edición de su novela, así que escribió una carta a los editores. Parece ser que agoto el cupo de palabras que podía escribir, porque en la carta solo ponía “?”. Los editores, evidentemente, contestaron con un “!”.
  • Sigue leyendo “Curiosidades literarias 2: El retorno”

Guille·Relatos

Cornisa

La ciudad descansa bajo sus pies, que cuelgan en hacia el abismo. Bajo ellos veía a la gente pasar de un lado a otro, sin tener consciencia de la chica que estaba a punto de caer sobre ellos. Había subido muchas veces a aquel edifico abandonado, preparado para lo que estaba a punto de hacer. Esperó hasta que vio que había menos gente y se preparó para tirarse.

-Hola.

Se giró tan rápido que perdió el equilibrio y por poco se precipitó al vacío, pero la chica que le había hablado corrió hacia ella, la cogió del brazo y con una fuerza inusitada la levantó y la devolvió al tejado. Su salvadora vestía toda de negro, tanto la chaqueta con capucha, como los pantalones y los zapatos. Tras la capucha se le veía un poco la cara, morena, y los ojos verdes que la estaban mirando fijamente.

-Aún no es tu momento -dijo la encapuchada mientras se giraba y recogía un arco y un carcaj que Vit no había visto hasta entonces y se los colocó a la espalda-.

-¿Eres la muerte?

-No, tan solo soy una de sus ayudantes.

-¿Eres un demonio?

Su salvadora se la quedó mirando un buen rato hasta que se dio la vuelta y se dirigió a las escaleras.

-Espera -dijo Vit-. ¿Quién eres? ¿Por qué me has salvado?

-No soy nadie. Y no podía dejarte morir, tienes aún mucha vida por delante.

-Por favor, no te vayas. No me puedo quedar sola ahora mismo.

La cazadora la miró con la misma cara inexpresiva y fue con ella. Vit se sentó en el centro del tejado con las piernas cruzadas y la chica la imitó a cierta distancia. Se quedaron horas hablando. O más bien Vit hablaba y la chica (que tras mucho insistir dijo que se llamaba Asenet, aunque hacía milenios que no la llamaban así) contestaba con monosílabos y poco más. Al final quedaron el día siguiente en el mismo sitio a la misma hora, Vit no empezaría las clases en la universidad hasta unas semanas más tarde. Vit bajó la primera, y cuando vio que Asenet no la seguía volvió a subir al tejado. Pero allí no había nadie. Sigue leyendo “Cornisa”

Reseñas

El columpio #Cristina Fernández Cubas

Logo creado por LaUdelMig

¿Conocéis la iniciativa de Adopta una autora? Si estáis aquí, probablemente sí. El objetivo de esta iniciativa es dar a conocer la vida y obra de una autora a través de unas cuantas entradas dedicadas exclusivamente a ella. Nosotros hemos decidido participar y yo he adoptado a Cristina Fernández Cubas, una autora española que ganó este año el Premio Nacional de Narrativa.

FICHA TÉCNICA

columpio.jpgTítulo original: El columpio

Autor: Cristina Fernández Cubas

Año de publicación: 1995

Páginas: 137

ISBN:  9788472238572

Saga: No

SINOPSIS

«Un día, mucho antes de que yo naciera, mi madre soñó conmigo» Así empieza la extraña aventura de una joven que, tras la muerte de su madre y deseando encontrar sus orígenes, emprende un viaje a un rincón perdido de los Pirineos : Allí conocerá a sus tíos, Bebo, Lucas y Tomás, se alojará en la Casa de la Torre, recorrerá los parajes donde su madre, de niña, jugaba al diábolo y los tíos construían canales en el jardín, o «columpiaban por turno a Eloísa, su querida Eloísa…». Pero no todo resulta tan placentero como en las pocas fotografías viejas y cuarteadas que la narradora ha llevado consigo. A estas instantáneas se irán sumando otras. Cada vez más desconcertantes, más enigmáticas. Sólo al final la joven comprenderá su asombroso papel en este inquietante álbum de recuerdos ajenos.

RESEÑA

PERSONAJES

La protagonista, cuyo nombre no llegamos a saber nunca (algo habitual en Cubas) vive en París, y tras la muerte de su madre decide visitar a los tíos de los que tanto hablaba ella. Es una chica egoísta, como reconoce ella misma en un momento, que a través de este viaje quiere conocerse mejor a sí misma y a su difunta madre.

Eloísa, la madre, también es muy importante, ya que aunque no aparezca como tal está siempre presente, tanto en los recuerdo de la narradora como en los de sus hermanos y primo. Poco a poco iremos conociendo su carácter, sus pasiones de la infancia y aquello por lo que decidió marchar del Valle. Y gracias a la madre podremos saber más de la relación que tenía con su hija y lo mucho que ha influido en su vida. Sigue leyendo “El columpio #Cristina Fernández Cubas”