52 Retos·Relatos

#36 Entrevista

Seguro que todos conocéis Matar moscas en verano, uno de los libros más vendidos el año pasado. Pues bien, hoy os traigo a la autora de ese y su nuevo libro, El demonio del pozo, que saldrá en librerías la semana que viene. He tenido la enorme suerte de poder contactar con ella y que me haya dejado hacer esta entrevista, aunque sea por Skype y haya un océano en medio. Con todos ustedes, Sophie Colbac.
 
Primero de todo quiero darte la bienvenida a este blog y las gracias por haber accedido a hacer esta entrevista. Bueno, Sophie, supongo que estarás bastante cansada de que te pregunten de dónde sacas las ideas, pero es algo que tengo que hacer.
 
Te lo dejaré pasar, pero que sea la última vez (ríe). La verdad es que saco la mayoría de mis ideas de la realidad, solo hace falta modificarlas un poco para que no te denuncien y ya tienes un libro (ríe de nuevo). Ahora tengo que ponerme un poco seria, porque tengo que reconocer que parte de mis ideas vienen de mi infancia, la que no fue demasiado agradable. No por ello quiero decir que si no tienes un pasado oscuro no puedes escribir, ojo, sino que tengo cierto bagaje que me ayuda y del que puedo sacar elementos que otros solo deben imaginar. También ayuda el hecho de que escriba sobre policías y mi hermano Will sea uno de ellos. Tenéis que tener contactos, niños, el enchufe es bueno (más risas). Además creo que le conoces, has hablado alguna de vez de él en el blog -para que veas que me informo, el trabajo de investigación también ayuda-.
 

Sigue leyendo “#36 Entrevista”

52 Retos·Relatos

#5 Herejía

Usa la frase: “En el oeste se encontraban las ciudades de los muertos” para hacer una composición creativa.
En el oeste se encontraba la ciudad de los muertos. Eso es lo que le habían dicho toda la vida, pero ahora que llevaba un tiempo viviendo en Fara no la encontraba tan espantosa.
El sol le acariciaba la cara y la brisa la peinaba de manera caótica mientras cruzaba a paso lento el parque. Sonrió al oír a unos niños jugando y se estremeció al sentir como uno de los niños caía de su bicicleta y estallaba a llorar. Ella lamentó no poder ver nada de eso.
Un par de años atrás había perdido la visión, sumiéndose en la oscuridad, y aún le costaba desenvolverse en ese mundo de sonidos y olores. Una extraña enfermedad (cuyo nombre no sabía por no tener dinero para pagarse ningún médico) la había sumido en la oscuridad.
Se sentó en un banco, apoyó el bastón, y se puso a disfrutar de la tarde, con el sol dándole de pleno. Poco después sintió como alguien se sentaba a su lado.

Sigue leyendo “#5 Herejía”

52 Retos·Guille·Relatos

#31 Tour

Escribe una historia que incluya las palabras: “billete”, “magia” y “sordo”.

-Hola a todos y bienvenidos a esta nuestra nave. Antes de empezar me gustaría agradecerles que hayan contratado nuestros servicios y deseo que pasen una buena velada.

La sonriente mujer apretó un botón de su brazalete y las puertas que tenía detrás se abrieron. Los visitantes avanzaron hacia el pasillo que se abría ante ellos y muchos empezaron a tomar “fotografías” con sus distintos aparatos tecnológicos. Había seres de toda clase en ese grupo, desde los plutonianos con sus tentáculos a las nebulosas de gas del planeta Miuleh. Todos tenían sus chips traductores, que les permitía entender el perfecto inglés de la guía (excepto los gases, que no tenían forma sólida, lo que les hacía ser sordos, mudos, ciegos… pero con una capacidad telepática que hacía que no necesitaran nada más).
La guía les llevó hasta una sala de proyección, en la que cada uno de ellos se sentó en una butaca (a excepción de los tres seres gaseosos, que se limitaron a flotar por encima de todos ellos) y esperaron a que empezara el espectáculo.
Las luces se fueron apagando hasta que la sala quedó a oscuras, menos por una gran esfera que apareció de la nada delante de ellos.
-Esta es la Tierra -la guía estaba de pie al lado de la proyección, a la que ya empezaba a verse el color azul a medida que iba creciendo delante de los espectadores-. Nosotros la encontramos hace miles y miles de años, cuando no era más que un páramo desierto, a excepción de la vida marina.

Sigue leyendo “#31 Tour”

52 Retos·Guille·Relatos

#14 Titular

Describe una historia cuyo punto de partida comience con el final de toda la trama. La idea es que tomando el desenlace como inicio hagas un recordatorio de cómo se ha llegado a esa situación.

Tiroteo fatal arroja luz sobre el caso de los niños desaparecidos

Fara, 23 de septiembre de 2013
Umo Láska fue abatido ayer a manos de la policía cuando esta se disponía a entrar en su domicilio en el barrio de Ordal. Nuevas pruebas ayudaron al cuerpo de policía de Fara a descubrir la relación de este presunto secuestrador con la trama de niños desaparecidos en los últimos meses en la localidad. La víctima encontró a los agentes a punto de entrar en su casa, y suponiendo que le iban a detener se enzarzó en un tiroteo en el que, por suerte, no hubo ningún otro herido.

Sigue leyendo “#14 Titular”

52 Retos·Guille·Relatos

#24 Hogar

Con el último objeto que veas o utilices a lo largo del día, inventa una historia.

Bueno quizá he hecho un poco de trampas porque una casa no es un objeto en sí, pero la idea me molaba mucho y no quería desaprovecharla:
La familia Bates se plantó delante de su nueva casa, mirándola con orgullo. Daniel y Jessica, los padres, habían trabajado mucho para conseguir el hogar de sus sueños, y ahora estaban apunto de entrar en él. Carol, una niñita rubia de ocho años, no las tenía todas consigo: había tenido que dejar atrás a sus amigos de la escuela, incluso a su novio Danny (tan pequeños y tan freudianos…). Dieron unos pasos al frente y de la puerta surgió una voz femenina muy dulce:-Hola, familia Bates. ¿Estáis preparados para entrar? Yo soy Vesta 9000, vuestra asistente y hogar durante el resto de vuestras maravillosas vidas.

La puerta se abrió para ellos y a medida que pasaban la casa se fue aclimatando. Unos brazos robóticos salieron del techo y cogieron las maletas que reposaban junto a los pies de la familia, ensimismada por el lujo de aquella casa. Ya habían estado allí gracias a la realidad aumentada de la compañía que les había vendido la propiedad, pero nada se comparaba a la primera vez que veías el lugar con tus propios ojos. Mediante un sistema de vías los brazos mecánicos llevaron las maletas a sus respectivas habitaciones (la de superhéroes a la de Carol y las más formales a la del matrimonio).

Vesta les mostró cada rincón de la casa, enseñándoles sus múltiples (y tremendamente útiles) funciones a su paso. La inteligencia artificial podía variar los valores de todo en la casa, desde luz a temperatura e incluso humidad, podía vigilar las habitaciones y avisar por si pasaba algo extraño (“Aunque espero no usar esta función” dijo ella, haciendo que uno de los brazos mecánicos tocara la madera de una de las sillas)… Lo tenía todo. No por nada decían los vendedores que este era el último modelo de una serie de inteligencias sumamente inteligentes.

Las semanas pasaron y los Bates nunca había sido más feliz. Carol tenía la mejor amiga posible: una que obedece todas tus demandas (ya se sabe el dicho: el mejor amigo de un chico… es su casa); y los padres podían ir a trabajar y llegar tarde a casa sabiendo que tenían la mejor niñera que pudieran desear: una que no puede abusar de tus hijos. Ni siquiera Vesta tenía quejas: habían anulado esta función. En fin, que nada podía salir mal en el nuevo status quo. O eso creían ellos.
Sigue leyendo “#24 Hogar”

52 Retos·Guille·Relatos

#23 Aula

Comienza un relato con: “Nada, no le queda nada”.

Nada, no le queda nada. El padre vuelve a mirar el pequeño armario sin encontrar ningún antipirético, otra vez. Se maldice por no haber comprado desde la última vez y vuelve al comedor, donde el niño está estirado en el sofá, tiritando.

-Lo siento, Adel, no queda ningún medicamento. Ahora le enviaré un mensaje a tu madre, a ver si puede comprar algo de camino. Si llega pronto…
-Papá, no pienses esas cosas de mamá. Seguro que está trabajando.
-¿Qué?
-Nada, da igual…
La profesora había llamado a su padre por la tarde, cuando vio que el niño estaba tiritando aun con la chaqueta puesta. Temía que si se quedaba mucho rato allí los demás niños se contagiaran y acabaran todos con una pasa. Otra más. Dos semanas antes había habido gastroenteritis para todo el mundo, incluso para la profesora. Poco después el padre lo fue a buscar y se lo llevó a casa.
Adel está mirando los dibujos envuelto en su manta favorita cuando llega su madre, que sí ha traído los medicamentos. Parte una pastilla por la mitad y el niño se toma las dos con el vaso con sus dibujos favoritos estampados. Después de cenar un poco se va a la cama pronto, ya con mejor cara. Está esperando que al día siguiente pueda ir a clase, porque va a ir el papá de Lidia a hablarles de cómo es su trabajo de doctor.

Sigue leyendo “#23 Aula”

52 Retos·Guille·Relatos

#45 Medea

Crea un relato que contenga una escena en la ducha.
No sé en que momento Medea apareció por primera vez en mi mente. Al principio solo era un fantasma en el fondo de mi cabeza, al acecho.
Ella aparecía en cada uno de mis relatos. Notaba su presencia entre mis páginas, observando el devenir de los hechos desde una posición privilegiada. Al final no hubo cuento sin una muchacha pelirroja que parecía estar en el momento adecuado en el sitio adecuado.
Descubrí su nombre mientras me duchaba, donde suelen ocurrirseme todas las ideas, y al darle nombre le di poder. Y así fue como Medea empezó a ocupar todos mis pensamientos, no dejaba de imaginar sus aventuras e intentaba proyectarlas sobre las páginas en blanco, sin éxito. No avanzaba más allá de la tercera página, sentía que a ella no le gustaba y me obligaba a empezar de nuevo una y otra vez. Tonto de mí pensaba que por fin mi musa me había encontrado. Quizá era una musa demasiado exigente, pero no podía quejarme. Rechazo tras rechazo habían conseguido que mis esperanzas desaparecieran poco a poco. Hasta que llegó ella, claro está.

Sigue leyendo “#45 Medea”